La Corona de Adviento

La Corona de Adviento

 


Con ella se decoran las calles, las tiendas comerciales, las iglesias y las casas.

 

 


Marca el principio del período de Adviento y del Ciclo de Navidad.

Desde la Antigüedad, la corona de abeto representa la fiesta y la esperanza de la renovación.

El uso de este símbolo se iniciará en Alsacia, hacia 1930, en una corona de abeto adornada de 4 velas, condecorada por cintas, por manzanas de pinos, de frutos secados... Además, con ella se decoran las calles, las tiendas comerciales, las iglesias y las casas.

La luz en dicha corona protege contra el mal y los casos de catástrofe y las 4 velas significan las 4 semanas que preceden a la Navidad.

Igualmente expresa las 4 estaciones del año y los 4 períodos de la vida.

Cuenta la tradición que una vela se debe encender cada domingo de adviento hasta la cena de Navidad, cuando las cuatro velas encendidas evocan la luz y el renacimiento del sol.

Así, Alsacia cuenta con un taller de coronas de adviento, más información en Office de Tourisme de Wissembourg