La historia de la esfera de Navidad de vidrio soplado

La historia de la esfera de Navidad de vidrio soplado

En 1858 la naturaleza fue escasa. La gran sequía atenta a los Bosques del Norte dejándolo sin frutos siendo los árboles de Navidad lo único con vida. Un soplador de vidrio de Goetzenbruck recompensaría esta injusticia soplando algunas bolas de vidrio. Desde aquí se desató una tradición en todas las culturas, el mundo, la humanidad.

En 1964, la cristalería Goetzenbruck pondría un término a la fabricación industrial a las bolas de Navidad color plata.

Desde 1998, el Centro Internacional de Arte en Vidrio (ICVA) de Meisenthal de Lorena, que ha resucitado y revivido la tradición, ofrece un homenaje a esta tradición local y produce rituales ancestrales de adornos de Navidad en vidrio (esferas).

Para disfrutar de una fiesta de luz y brillo, el Museo de Lalique en Wingen sur Moder invita a descubrir las "mesasde ensueño" dentro de una escenografía firmada Cleóne y objetos provenientes de prestigiosas fábricas de vidrio: Lalique, Saint Louis y un árbol de Navidad decorado de esferas de MeisenthalEn "Souffle verrier", en Wingen sur Moder, del 20 de Diciembre al 3 de Enero de 2010.